Siempre vamos a recibir consejos, frases, opiniones, chistes, deseos, reflexiones, y en general, todo tipo de lo que llamamos comentarios, acerca de todos y cada uno de los pasos que llevamos a cabo en nuestra boda y de nuestros amigos, compañeros, conocidos y sobretodo de nuestros padres, incluyendo a nuestra querida y amada madre, que en ese momento puede no ser tan querida dependiendo del nivel de presión que ejerza en nosotros. Una presión que nos obliga a tomar una decisión que siempre es definitiva y nunca intermedia: lo hago o no, pero jamás es, voy a hacer mas o menos lo que dice mi madre. Hay quienes siguen al pie de la letra los consejos de su madre y hay quienes hacen totalmente lo contrario.
“Los padres siempre quieren lo mejor para sus hijos” y la biblia dice: Honra a tu padre y a tu madre, eso quiere decir que debemos obedecerlos, ¿pero qué sucede si ellos se equivocan? ¿o simplemente ya eres mayor de edad y puedes tomar tus propias decisiones? ¿en tiempos modernos eso no cuenta?, ¿qué tanto hace caso hoy en día la juventud a sus padres?

Ver Artículo Completo
Share This