Un Pensamiento lleva a una Emoción y un Sentimiento que a su vez genera una toma de decisión que produce una Acción.
Un pensamiento es lo que caracteriza al ser humano, sirve para reflexionar sobre lo que queremos, lo que necesitamos, lo que podemos y los pasos que se deben realizar para conseguirlo. Las relaciones con otras personas transcurrirán de una u otra manera según la manera en que pensemos en ellas, las enfoquemos y tengamos claro lo que significan para nosotros.
El neurólogo Antonio Damásio, profesor de la Universidad de S California, dice que las emociones se representan en el cuerpo, mientras que los sentimientos se representan en la mente: Los pensamientos son el mapa mental aprendido a través de la experiencia por asociación; las emociones son los cambios físicos y bioquímicos corporales desencadenados a través de los pensamientos; y los sentimientos son la percepción y la experimentación de estos cambios corporales. Las emociones alteran el ritmo cardíaco y respiratorio, la presión arterial, el sistema endocrino y el sistema inmunológico, entre otros. Todos estos cambios afectan a nuestro bienestar físico, emocional y mental e influyen en nuestro rendimiento. Tener autoconciencia de las consecuencias que los pensamientos, las emociones y los sentimientos desencadenan en nuestra persona y saber autocontrolar y gestionar estas consecuencias es la clave para gozar de un bienestar íntegro que repercuta positivamente en nuestro rendimiento. El cerebro, más bien, los tres cerebros de que disponemos, tiene mucho que ver en este proceso.
Cuando enfocamos un pensamiento de mala manera, corremos el riesgo de obtener resultados inadecuados, y las cosas no suceden como se esperaban o llegan consecuencias indeseadas. Los más lúcidos ven la relación entre su falta de pensamiento y lo ocurrido.
Las consecuencoias son que las personas comienzan a reflejar en los otros sus problemas y no se dan cuenta que en ellos existe una falta de decisión, cuando eso ocurre, las personas:
– Culpan a otros
– Se Justifican por sus Actos
– Se convierten en Víctimas
Otra consecuencia actual es un sentimiento de infelicidad, bastante generalizado, que se debe al de tenerlo todo y de ser felices permanentemente. La persecución de estos fines se convierte, en ocasiones, en el único objetivo. Pero la circunstancia humana no lo permite, son muchos los obstáculos que se oponen a esos deseos y es solo mediante la capacidad de pensar y reflexionar que nos podemos colocar en nuestra situación real, teniendo lo que sea posible y aceptando las limitaciones que cada uno tenga.

Share This